18 de abril de 2009

Soy un típico ser en la ruta del tentempié.

bad_habbit_by_Aloysya 

¿Cuál es el problema que se plantea cuando intento organizar esta cantidad exagerada de pensamientos y sensaciones? Deshojaste cada margarita con una ignorancia e inapetencia temporal idealizada en tu falta de conciencia, que a veces te siento ajeno a la humanidad. Puedo ver ahora tu dadivosidad transformándome en un ser tan dócil y manejable. Puedo enumerar a la perfección cada uno de tus defectos, eras tan iluso y yo tan arisca. Es casi cómico ver cómo se han invertido los roles durante este largo y tedioso tiempo. Es tan fácil calificarte, calificarme; adjetivar todos y cada uno de esos cientos de recuerdos de procedencia dudable.

Mi lluvia te mojó y te trajo a casa de nuevo. Te vi mintiéndome en la cara y me vi autoconvenciéndome de tus estériles palabras. Finalmente te fuiste, arrasaste con lo poco que me quedaba de tu última inundación y nuestra tormenta me partió en varios miles de irreparables pedazos. Ese poder de adicción, esa ciclotimia tan propia de los dos. Cómo extraño besarte y reírme con vos… Hace tanto que no he vuelto a reír desde aquella vez, pero al menos puedo fingir por un tiempo, para no desacostumbrar mi mandíbula, ¿viste? Puedo probar artificios que me estimulen un rato. Esta alquimia de amor barato no me deja respirar bien. Fórmulas de deseo, química de seducción.. encontré de todo en ese libro viejo intentando recuperarte, digo, recuperarme. Hallé muchas cosas que cualquiera podría desear saber, menos lo que buscaba, ese invaluable hechizo para recobrar la confianza.

Las bases y condiciones de la vida son insoportables. Estoy cansada, a punto de resignarme. Ok, puedo olvidarme de todo y firmarlo en un contrato, que me embarguen la vida, ¿qué más da? Si todavía no tomas dimensión de la magnitud de tus actos, si todavía no creciste, si ni siquiera pensas madurar… Si nunca estuve cuerda, si siempre fuiste falso. Si la verdad te mató el amor, si equivocarme fue lo que me enamoró de vos. Si fue la mentira la que nos consumió. Si ahora no importa quién se queda o quién se va. Si saberte con otra me está empezando a dar igual. Si presidís tu propio harén. Si sos feliz. Si estoy mal. Si el aire te pega. Si mis ojos no paran de llorar. Si te enojás. Si invento un orgullo imposible. Si no vales un centavo. Si el tiempo corre. Si no sos para mí. Si nunca estás. Si la duda me carcome. Si me lastimás. Si te hago daño. Si creemos, si mentimos. Si rompemos, si creamos. Si me cambiaste la vida, o me la destruiste. Si te significo algo, o sólo me usaste para pasar el rato. Si no sé a dónde voy o de dónde vengo. Si tengo más residuos que relaciones humanas en mi haber. Si el silencio te congela, si la nieve nos entibia. Si te importa algo. Si los recuerdos los archivo en el cajón. Si nada dura.  Si el siempre es inhumano y el nunca improbable. Si soy valiente, si eres cobarde. Es repetitivo y casi infinito.. ¿Qué más da si vos te querías comprar un perro, pero yo soy un gato?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada