18 de mayo de 2009

De vos, de mí.

Cuando te conocí ya no salías con el primero que te había abandonado. No vale la pena hablar de aquellos años pasados. Cuando te conocí ya no salías con aquel chico casado, que te prometía que la dejaría y todavía no se había divorciado. Cuando te conocí salías con un amigo de los pocos que tenías. Eras lo mejor de su vida, pero fuiste lo mejor de la mía. Cuando te conocí miré por un agujero en tus pantalones, y dos años después ya tomabas todas las decisiones. Cuando te conocí, te reconocí por tus botas. Y mientras tomabas tequila, dejamos atrás dos almas rotas. Cuando te conocí me dijiste que por mí no ibas a cambiar, ibas a seguir siendo igual, y vas a seguir siendo igual. Y en el fondo es tan hondo mi dolor, porque me voy, y no se puede cambiar. De corazón como de sombrero, sin haber sufrido primero. Y en el fondo es tan hondo mi dolor, porque me voy, y no se puede cambiar. De corazón como de camisa, sin perder la sonrisa.

gctfutftzf_by_SaphiraSpanks

Cuando te conocí ya no salía con el primero que me había abandonado. No vale la pena hablar de aquellos años pasados. Cuando te conocí ya no salía con aquel chico casado, que me prometía que la dejaría y todavía no se había divorciado. Cuando te conocí salía con un amigo de los pocos que tenía. Era lo mejor de su vida, pero fuiste lo mejor de la mía. Cuando te conocí miré por un agujero en tus pantalones, y dos años después ya tomabas todas las decisiones. Cuando te conocí, te reconocí por tus botas. Y mientras tomabas tequila, dejamos atrás dos almas rotas. Cuando te conocí me dijiste que por mí no ibas a cambiar, ibas a seguir siendo igual, y vas a seguir siendo igual. Y en el fondo es tan hondo mi dolor, porque te vas, y no se puede cambiar. De corazón como de sombrero, sin haber sufrido primero. Y en el fondo es tan hondo mi dolor, porque te vas, y no se puede cambiar. De corazón como de camisa, sin perder tu sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada